“It’s a new dawn, it’s a new day, it’s a new life for me… and I’m feeling good.” Nina Simone

Empezamos un nuevo año, y con ello una nueva etapa y nuevos propósitos. Uno de mis propósitos de año nuevo fue volver a Segovia antes de venir a Francia, y propósito cumplido. Necesitaba recargar energía impregnándome de su cultura, su gastronomía, sus sus callejones y su gente. Antes de marcharme, ya quería volver. No podía imaginar volver a alejarme de todo lo que me ha hecho evolucionar tanto profesional como personalmente estos últimos años… y sigo sin poder imaginarlo aunque ya esté lejos. Al llegar con el coche y ver la Catedral a lo lejos volví a recordar todo lo que me han hecho sentir esas calles.

Hace un año hice una elección, aunque algunos días me pregunto por qué lo hice, con lo bien que estaba en Segovia, y aunque esté bien aquí, no puedo evitar que se me salte la lagrimilla escribiendo este post recordando todo lo que he vivido.

Pero para eso estoy aquí, para compartir con el mundo entero lo mágica que es Segovia. Empieza una nueva etapa en la que contactaremos con más instituciones y más escuelas para que llegue al mayor número de personas posibles, ya que si hay algo que te emociona así, ¿por qué no compartirlo para transmitírselo a los demás?

Os escribo este post desde un rinconcito de mi habitación en el que me refugio de la vida real. Dicen que el hogar está donde esté tu corazón, y bueno… supongo que ya habréis adivinado dónde está el mío.

Sed buenos, pronto volveré a conquistar las calles de Segovia.

Un abrazo,

Karen.

841116_960435973971373_2183862878037664405_o

Anuncios