No tuve la oportunidad de poder visitar el Monte Olimpo, pero mi amigo Jesús Arroyo, un joven periodista andaluz que estudia en Madrid, me lo describió así:12207705_10206671005267407_1798954724_n

“El Olimpo parecía muy lejano y muy distinto a como lo pintaba Disney. Solo hacía falta dar el primer paso en el camino para descubrir que esa aventura era digna de dioses. La evolución de su paisaje a lo largo de sus 2.900 metros de altura hacen descubrir sensaciones nunca experimentadas antes. La hospitalidad griega se hace notar desde el minuto uno de aventura, desde los tres coches que nos llevaron hasta el campamento base haciendo autostop, hasta Dimitri y Maria, la pareja que regenta uno de los refugios del Monte y que cada año da cobijo a miles de mortales que buscan convertirse en dioses conquistando la cima del Olimpo”

¿Qué os parece? Yo me quedé realmente sorprendida, la verdad. Según me lo contaba me estaba acordando de todas las grandes historias y leyendas que tenemos en Segovia.

Y hablando de montañas, ¿Sabéis cuál es el mirador de la Canaleja? ese desde donde se ve la iglesia de San Millán y al fondo (si no esta nublado) la “Mujer Muerta”, una montaña que si os fijáis bien tiene forma de mujer yaciendo. Tiene muchas leyendas por su peculiar forma. Yo os voy a contar dos de ellas:

La más extendida narra la historia de la mujer del jefe de la tribu que habitaba en Segovia y tuvo dos hijos gemelos que al crecer se enfrentaron por el poder; la madre, que no quería ver a sus hijos pelearse, ofreció a los dioses su vida a cambio de la paz eterna entre los dos hermanos, por lo que en el momento de la pelea, se levantó una ventisca y se formó una montaña con la silueta de la madre donde antes no había nada. Cuenta la tradición que cada día al atardecer se acercan dos nubes que representan a los gemelos besando a su madre.

panorámica mujer muerta (2) panoramica desde la canaleja

Otra de las leyendas hace referencia a la pelea de dos hombres enamorados de la misma doncella, la cual mientras éstos se peleaban se entrometió y acabó muerta, produciéndose a continuación un temblor en la tierra que dio lugar a la formación de una montaña en forma de mujer.

Anuncios